Técnicas

Las técnicas del akidō se relacionan frecuentemente con la palabra waza 技 (Que en Japonés significa técnica, arte o habilidad). El entrenamiento de aikidō consta básicamente de dos compañeros que practican formas (kata) previamente como si fuera una práctica de estilo libre. El compañero base (uke) es el que el que ataca primero y es el que recibe la técnica para amortiguar el contraataque del tori. El 取り tori, o shite 仕手, (dependiendo del estilo de aikidō) también hace referencia a la palabra 投げ nage(cuando se aplica una técnica de proyección) y es este el que neutraliza el ataque del uke utilizando una técnica de proyección o sometimiento.1

Ambas partes del entrenamiento, la que hace el uke y el tori, se consideran esenciales para realizar las técnicas de aikidō.1​ Ambos estudian principios acerca de cómo mezclarse y como adaptarse. Ser Tori te enseña a dirigir y controlar la energía para después atacar con ella, mientras que el uke enseña el estar tranquilo y ser flexible en las desventajas y situaciones que lo ponen fuera de balance por parte del tori. Este ” recibir ” de la técnica se conoce como ukemi.1​ El Uke procura constancia para recuperar el equilibrio y cubrir las debilidades (por ejemplo, un lugar expuesto), mientras que el tori usa la posición que tiene y aprovecha el momento para mantener al uke vulnerable y fuera de balance. En entrenamientos más avanzados, el uke podrá aplicar técnicas de reversión (返し技kaeshi – waza ) Para recuperar el equilibrio y anclar o tirar al tori.

Ukemi (受身?) se refiere al acto de recibir una técnica. Ser un buen ukemi implica atención a la técnica, a la pareja y al entorno inmediato, esto lo convierte en un activo en lugar de un pasivo, quiere decir un ” receptor ” de aikidō. La caída en sí es parte del aikidō porque le enseña al practicante que recibe, de forma segura, que se proyecte sin ponerse en peligro y que pueda volver a una posición de pie en un movimiento fluido. La persona que realiza una técnica debe tener en cuenta la “capacidad” ‘ukemi’ de su compañero, así como el espacio físico: paredes, armas (tantōbokkenjo) en el tatami y las personas que se encuentren cerca de ellos.

El Uke debe atacar con una fuerza y velocidad de manera adecuada según el nivel de habilidad del tori; en el caso de los principiantes, esto significa que se debe realizar un ataque de menos gravedad que el que se haría si se encontrara en una situación de defensa en la vida real.